UDC pide rendición de cuentas sobre el “deficiente” funcionamiento de Aeropuerto de Saltillo

El Gobierno del Estado debe informar de forma detallada sobre la adquisición de los terrenos y la construcción del aeropuerto de Saltillo en el municipio de Ramos Arizpe, así como las razones de la suspensión de vuelos de Aeroméxico y las estrategias que sostendrán para su crecimiento.

El Coordinador de los Diputados de Unidad Democrática de Coahuila (UDC), Emilio Alejandro De Hoyos Montemayor propuso un punto de acuerdo para solicitar al Secretario de Desarrollo Económico y al Director del Aeropuerto información sobre la operación del Aeropuerto de Saltillo, que ha sido blanco de quejas y señalamientos. Dicho documento fue turnado a comisiones.

Refirió que Saltillo según cifras de algunos medios locales, apenas superaba los 42 mil pasajeros. Sólo para que se den una idea en Piedras Negras, andan por arriba de los 25 mil pasajeros. Con la cancelación de Aeroméxico, Piedras Negras estará mucho más conectado que Saltillo. Según datos de la empresa concesionaria, OMA, por Torreón transitan más de 700 mil pasajeros por año. Este dato por sí mismo es penoso para Saltillo.

Coahuila sostuvo pronto llegará a los 3 millones de habitantes, de los cuales la capital del Estado absorberá más del 30% y estará rebasando la barrera del millón de habitantes quiénes no tienen la oportunidad de contar con un aeropuerto digno.

De Hoyos Montemayor destacó que la historia de éxito industrial del Estado y sobre todo de Saltillo debe llevar a la reflexión sobre la importancia de la conectividad y la óptima operación del Aeropuerto de Saltillo.

“El día 22 de octubre nos enteramos por los medios de comunicación que la empresa Aeroméxico va a cancelar el único vuelo que le queda a Saltillo y que se conecta con la Ciudad de México. Es así como se completa este caso de las múltiples historias de terror de un aeropuerto que fue mal planeado y cuya ineficiencia operativa nos cuesta millones de pesos a los contribuyentes”, refirió.
Esto lleva a preguntar varias cosas entre ellas enlistó: ¿Quién y porque decidieron que el aeropuerto de la capital se situara en una zona cuya neblina impide operaciones aéreas durante muchos días del año? ¿A quién le compraron esos terrenos?, ¿Por qué insistir en un aeropuerto en el que las aerolíneas se niegan a aterrizar?, ¿Por qué insistir en un mediocre vuelo por año que por lo mucho llegó a mover cuarenta mil pasajeros, según cifras públicas?

Refirió que en esta era de la globalización, que una ciudad como Saltillo no cuente con esa conectividad de calidad, es absurdo.

El legislador pidió no caer en la resignación de que se tiene Monterrey “porque no es, ni debe de ser la solución”.

“Eso sería renunciar a nuestra soberanía y a nuestro derecho a ser competitivos. Además no hay una sola ciudad en México, de las dimensiones de Saltillo, que no cuente con un aeropuerto funcional, con cientos de miles de pasajeros por año. Y no hay ciudad en el mundo, con Aeropuertos igual o más grande que el de Monterrey, que no cuente con opciones aeroportuarias a una distancia similar. Cuestión de ver los sistemas aeroportuarios más importantes del mundo”, destacó.

El legislador dijo no se puede tolerar un aeropuerto disfuncional que ha trabajado años tras año pagando altas nóminas y poniendo en riesgo la vida de las personas.