Respalda UDC castigar la violencia digital y el ciberacoso (Ley Olimpia)

Unidad Democrática de Coahuila votó a favor de las reformas al Código Penal y a la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia en Coahuila para tipificar el ciberacoso y reconocer el término de violencia digital.

El coordinador de los Diputados de Unidad Democrática de Coahuila (UDC), Emilio Alejandro De Hoyos Montemayor destacó que estas reformas se concretan gracias al trabajo en conjunto con organizaciones ciudadanas que tienen amplia experiencia en el tema.

“Como partido nos hemos manifestado para fortalecer el marco legislativo que prevenga la violencia a la mujeres, la castigue. Así lo manifestó mi compañera Zulmma Guerrero en Tribuna el Día Internacional de la Mujer y así lo ratificamos hoy”, refirió.

El Congreso del Estado concretó tres reformas que fueron en su mayoría propuestas por las organizaciones; Defensoras Digitales y Kibernus Laguna. A estas reformas comúnmente se le denomina “Ley Olimpia” debido a la historia de violencia digital y exposición que sufrió la joven Olimpia Coral Melo hace algunos años.

Las reformas aprobadas consisten en modificaciones al Código Penal para tipificar el acoso sexual, hostigamiento sexual y privacidad sexual donde se establece una pena de tres a seis años de prisión y multa de mil a dos mil unidades de medida y actualización.

La reforma establece: A quién con el fin de causar daño o la obtención de un beneficio sexual, por cualquier medio, divulgue, comparta, distribuya, compile, comercialice, solicite y/o publique o amenace con publicar imágenes, audios o videos de una persona desnuda parcial o totalmente, de contenido íntimo, erótico o sexual, ya sea impreso, grabado o digital, sin el consentimiento de la víctima.

De igual forma se aplicarán las mismas sanciones a quienes obtengan de dispositivos móviles o dispositivos de almacenamiento físico o virtual, cualquier imagen, video, textos o audios sin la autorización del titular.

Estas penas se aumentarán hasta en una mitad del máximo de la pena cuando:

a) El delito sea cometido por el cónyuge o por persona con la que esté, o haya estado unida a la víctima por alguna relación de afectividad, aún sin convivencia.
b) Cuando el sujeto activo dada su posición de ejercicio de poder pueda causar un daño personal, laboral, educativo, profesional o patrimonial. Si se tratare de un servidor público adicionalmente será destituido e inhabilitado para ocupar empleo, cargo o comisión públicos.
c) Se cometa en contra de una persona que por su situación de discapacidad no comprenda el significado del hecho.
d) Se cometa contra una persona en situación de vulnerabilidad social, por su condición cultural, étnica y/o su pertenencia a algún pueblo originario.
e) Cuando se cometa con menores de edad.
f) A quien con violencia obligue a la víctima a fabricar, hacer el contenido íntimo, sexual o erótico publicado sin consentimiento.
g) Cuando se amenace con la publicación o bloqueo de la difusión del contenido a cambio de un nuevo intercambio sexual o económico.
h) Cuando un medio de comunicación impreso o digital compile o reproduzca estos contenidos y/o los haga públicos.

El delito se perseguirá por querella con excepción de lo establecido en los supuestos contemplados en las fracciones I a VIII. De este artículo, en estos casos el delito se perseguirá de oficio.

La autoridad competente tendrá la facultad de ordenar a la empresa de prestación de servicios digitales o informáticos, servidor de internet, red social, administrador o titular de la plataforma digital, medio de comunicación o cualquier otro donde sea publicado o compilado el contenido íntimo no autorizado, el retiro inmediato de la publicación que se realizó sin consentimiento de la víctima.

También se modificó el artículo 271 Bis, por el que se establece el delito de Ciberacoso y una sanción de cuatro a siete años de prisión, con multa de mil a mil 500 días, a quien de manera directa o indirecta, cometa este delito.

Asimismo se define como ciberacoso el hostigamiento o amenazas por medio de las Tecnologías de la Información y Telecomunicación (TICS), redes sociales, correo electrónico, mensajería instantánea o cualquier espacio digital a una persona, con las que se cause un daño en la dignidad personal.

Cuando la víctima sea menor de edad, se presumirá el daño a la dignidad por tratarse de una persona en desarrollo psicoemocional y físico, la sanción se aumentará desde un año y dos meses a la pena mínima y hasta cuatro años y medio a la máxima.

De Hoyos Montemayor destacó que estas reformas también deberán ir acompañadas de una capacitación y sensibilización constante de los funcionarios públicos en todos los niveles sobre violencia digital.

Algunos datos sobre violencia digital
Por mencionar algunos datos. Un estudio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones 2015 afirma que la violencia contra las mujeres no tiene fronteras, raza, cultura o diferencias económicas:

73% de las mujeres han sido expuestas o han sido víctimas de alguna forma de violencia en línea.

Los victimarios en pocas ocasiones llegan a ser sancionados o encarcelados.

30% de todo el contenido en línea es pornografía.

Investigaciones demuestran que el 88% de las escenas de pornografía conllevan a actos de agravios y el 94% son contras mujeres.

De acuerdo a la exposición de motivos de las iniciativas se estima que 73% de las mujeres ya se ha visto expuesta o ha experimentado algún tipo de violencia en línea.

Las mujeres de entre 18 y 24 años presentan un gran riesgo de ser objeto de persecución y acoso sexual, además de amenazas físicas.

Una de cada cinco usuarias de Internet vive en países donde es muy poco probable que se castigue el acoso y abuso de las mujeres en línea.

En muchos países las mujeres prefieren no denunciar su victimización por miedo a las repercusiones sociales.

La violencia cibernética impone una carga adicional en el ancho de banda emocional, consume tiempo y recursos financieros, incluidos salarios perdidos.