PROPONE UDC INCLUIR CIUDADANOS Y SOCIEDAD CIVIL EN LA ELECCIÓN DE CONTRALORES MUNICIPALES

El Grupo Parlamentario de Unidad Democrática de Coahuila (UDC) propuso reformas al Código Municipal para el Estado a fin de que los Ayuntamientos emitan convocatoria pública para la participación de organismos, las cámaras y órganos empresariales, el sector académico, los colegios de contadores y auditores y la sociedad civil en general, a fin de que propongan a ciudadanas y ciudadanos para desempeñarse como Contralores Municipales.

La propuesta de reforma fue realizada por el Diputado Emilio Alejandro de Hoyos Montemayor y la Diputada Zulmma Verenice Guerrero Cázares.

El Coordinador de los Diputados de la fracción parlamentaria de UDC, destacó que una vez recibidas las propuestas estas deberán ser turnadas por el Presidente Municipal al pleno del ayuntamiento para que se delibere y elija al perfil idóneo para el cargo.

Argumentó que actualmente el Código Municipal para el Estado de Coahuila establece que la evaluación municipal y la modernización administrativa estarán a cargo de un órgano de control interno municipal que se denominará Contraloría Municipal.

Además de que cada Ayuntamiento establecerá un órgano de control el cual tendrá a su cargo la vigilancia, fiscalización, control y evaluación de los ingresos, gastos, recursos, bienes y obligaciones de la Administración Pública Municipal.

Refirió que lamentablemente a falta de confianza en las instituciones públicas y las acciones de los funcionarios públicos ha llevado a realizar acciones de vigilancia e inclusión de la ciudadanía.

“La tendencia internacional es dotar de la suficiente autonomía técnica y funcional a los titulares de los órganos internos de control, además de la independencia del titular; esto es, los presidentes municipales no deben intervenir en su designación, toda vez que ello lleva implícito un sometimiento que evidentemente puede afectar la objetividad de su actuación y, peor aún, de los resultados de las revisiones y auditorías”, argumento.

Las decisiones y la integración de los entes públicos responsables de la vigilancia de los recursos públicos, enfatizó, no pueden tomarse e integrarse sin la participación ciudadana y deben estar integradas por ciudadanos libres, independientes y ajenos a los intereses de quienes encabezan la administración pública municipal para así garantizar la imparcialidad y la vigilancia responsable de las acciones de gobierno.

De Hoyos sostuvo que así se ha hecho con los órganos internos de control de los organismos autónomos de Coahuila y el gobierno municipal, que es la primera autoridad que está en contacto con la ciudadanía y es responsable de cumplir con las acciones básicas fundamentales que esta requiere, no puede ser la excepción.