Propone UDC aumentar penas a agresores de periodistas y garantizar el ejercicio libre su profesión

La integridad de los periodistas es necesaria para fortalecer la vida democrática de una sociedad por ello el grupo parlamentario de Unidad Democrática de Coahuila propuso reformas al Código Penal para establecer penas a quienes agredan a periodistas en el ejercicio libre de su función o como consecuencia de misma.

El coordinador de los Diputados de UDC, Emilio Alejandro De Hoyos Montemayor conjuntamente con la Diputada Zulmma Verenice Guerrero Cázares planteó el punto de acuerdo que reconoce la labor periodística como una herramienta de la democracia que fortalece a una sociedad participativa e informada, y la importancia del ejercicio periodístico en busca de la verdad.

La propuesta consiste en adicionar el artículo 265 bis y un último párrafo a la fracción I del artículo 267 del Código Penal de Coahuila de Zaragoza, para quedar como sigue:

Artículo 265 bis. (Violencia contra periodistas y trabajadores de los medios de comunicación).

Se impondrá de tres meses a tres años de prisión y de doscientos a quinientos días multa, a quien ejerza violencia contra un periodista o trabajador de los medios de comunicación, por razón de su profesión o para obligarlo a ejecutar u omitir algún acto propio de ésta.

Si la violencia a que se refiere el párrafo precedente ocasiona una o más lesiones de las previstas en las fracciones II a VIII del artículo 200 de este código, se aplicarán las reglas del concurso de delitos.

Artículo 267 (Allanamiento de morada, de lugares oficiales o privados)
Si cualquiera de las conductas previstas en los párrafos precedentes, se realiza en el departamento, vivienda, aposento o dependencia cercada de una vivienda de un periodista o trabajador de los medios de comunicación, se aplicará hasta un tercio más de las penas señaladas en los párrafos anteriores.

“Por ello, con la presente iniciativa buscamos proteger la integridad de los periodistas y estar así en sintonía con los estándares internacionales de protección al derecho de la libertad de expresión, como lo establece la Declaración conjunta sobre Delitos contra la Libertad de Expresión, los relatores especiales de la Organización de las Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos, en el sentido de que los ataques cometidos en represalia por el ejercicio de la libertad de expresión deberá de suponer penas más severas en razón de su gravedad”, detalló De Hoyos Montemayor

Explicó la propuesta busca por un lado proteger la integridad de los periodistas, pero también garantizar el ejercicio de la libertad de expresión como mecanismo de control de las actividades públicas, como lo ha señalado la Corte Interamericana de Derechos Humanos en cuanto que “el control democrático por parte de la sociedad a través de la opinión pública, fomenta la transparencia de las actividades estatales y promueve la responsabilidad de los funcionarios sobre su gestión pública” (Ricardo Canese vs Paraguay).

El legislador del Distrito I destacó que la iniciativa garantiza el respeto de las y los periodistas a la reserva de sus fuentes de información, apuntes y archivos profesionales, aumentando las penas para los casos de allanamiento en los domicilios de los periodistas o trabajadores de los medios de comunicación.

“Como ciudadanos y legisladores nos preocupa, pero también nos ocupa que el Estado otorgue la mayor de las garantías a quienes en ejercicio de su libertad de expresión dotan a los ciudadanos de uno de los mayores instrumentos democráticos y los acercan a la verdad, para que éstos se formen una opinión sobre el ejercicio del poder, y es que, para lograr un verdadero respeto a los derechos humanos, entre ellos la libertad de expresión, es imperativo prevenir y poner fin a la violencia que enfrentan aquellos que por vocación eligieron ejercer la profesión del periodismo” expuso.

La iniciativa fue turnada a comisiones para su estudio, análisis y aprobación en su caso.