Pide UDC investigar extorsión a migrantes por grupo Beta y fortalecer la asesoría jurídica

A propuesta de Unidad Democrática de Coahuila, el Congreso del Estado aprobó de forma unánime que el Instituto Nacional de Migración realice una investigación ante las denuncias hechas por migrantes sobre posibles actos de corrupción de personal del Grupo Beta en la Frontera de Acuña, Coahuila en el manejo de listas para realizar trámites de asilo de migrantes extranjeros y mexicanos ante las autoridades migratorias de Estados Unidos.

También aprobó que el Instituto Nacional de Migración informe los protocolos y acciones de auxilio para los migrantes nacionales y extranjeros que piden asilo o refugio ante las autoridades de Estados Unidos y los comunique de manera oportuna a la autoridad estatal y municipal de Coahuila.

El Coordinador de los Diputados de UDC, Emilio Alejandro De Hoyos Montemayor planteó en Tribuna la problemática que se vive en la frontera de Acuña, donde medios de comunicación y migrantes han denunciado mal manejo en las listas de los migrantes que solicitan asilo a Estados Unidos.

Desde el año pasado el municipio de Acuña ha sido anfitrión de centenares de migrantes provenientes de Centro América, África y México.
Hasta la semana pasada permanecía abierto un albergue con 60 migrantes, aproximadamente otros 80 de ellos se apersonaron en el puente internacional a la espera que las autoridades migratorias de Estados Unidos les llamen para continuar con su trámite legal ante la desconfianza del manejo de las lista de solicitantes, otros 40 más están en las calles.

El legislador destacó que ante el escenario y la política de Estados Unidos de cerrar fronteras, México debe generar protocolos de apoyo y orientación legal a los migrantes pero de una manera transparente.

“Hasta el momento no hay información clara como se manejan esas listas de espera de los migrantes, se supone que los encargados eran el grupo Beta, pero tampoco hay un marco legal que lo justifique”, explicó.
De Hoyos Montemayor recordó que el mismo Subsecretario de Gobernación ha reconocido la corrupción dentro del Grupo Beta y por ello es importante dicha investigación.

Los medios de comunicación denunciaron que para agilizar el trámite quiénes manejan la lista cobraban entre 500 y 1300 dólares por personas.
“Sabemos que el Grupo Beta tiene como función y auxilio y garantizar los derechos de los migrantes. Es por eso que solicitamos esta investigación para que siga cumpliendo con su labor tan prioritaria en estos momentos”, dijo el legislador.

El punto de acuerdo aprobado por el Congreso del Estado también incluye solicitar al Ejecutivo Federal informe sobre las estrategias y acciones que llevarán a cabo en coordinación con las autoridades estatales y municipales ante la posible llegada de una gran caravana de migrantes centroamericanos y ante la postura del Gobierno de Estados Unidos que pide al Gobierno de México cerrar la frontera sur de nuestro país.