IMPULSA UDC PRESENTACIÓN DEL PLAN ESPECIAL DE INCLUSIÓN Y DESARROLLO DE PERSONAS EN SITUACIÓN DE DISCAPACIDAD EN COAHUILA

El Congreso del Estado exhortó al Ejecutivo para que presente el Plan Especial para la Inclusión y Desarrollo de personas en situación de discapacidad en el Estado de Coahuila estableciendo políticas públicas acorde a las obligaciones derivadas marco legal internacional, federal y estatal.

El Grupo parlamentario de Unidad Democrática de Coahuila (UDC) a través de la Diputada Zulmma Verenice Guerrero Cázares presentó el punto de acuerdo donde también exhorta a las autoridades estatales a garantizar el acceso al trabajo a personas con discapacidad y realizar una gran campaña con el sector empresarial.

Además de que la Secretaría de Finanzas del Estado informe que empresas y de qué giros han recibido incentivos y reconocimientos por su trabajo a favor de la inclusión de personas con alguna discapacidad como lo establece la Ley.

La legisladora reconoció el avance que existe en la materia en Coahuila y el compromiso por cumplir con el marco jurídico nacional e internacional para fortalecer una cultura de inclusión de personas en situación de discapacidad.

La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad aprobada en el 2006 en la Asamblea de las Naciones Unidas tiene como principios generales la dignidad y autonomía, la participación, igualdad y accesibilidad en la que se prohíbe toda forma de discriminación.

“La adopción de este documento tiene un carácter vinculante, obliga a los estados que lo ratifiquen y adoptar el desarrollo de políticas de no discriminación y medidas de acción para proteger los derechos de las personas en situación de discapacidad, así como adaptar sus ordenamientos jurídicos para que puedan hacer valer sus derechos”, destacó.

La legisladora de la región carbonífera refirió que ha habido avances, pero no suficientes. En el caso de Coahuila de acuerdo a las autoridades estatales existe un estimado de 120 mil personas en situación de discapacidad.

El informe de México sobre cumplimiento de políticas públicas y acciones legislativas destacan que aún es necesario enfocarse al trabajo, la salud, la justicia, la vivienda y a la educación.

Además el informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos 2018 a través del Comité de Derechos para las personas con discapacidad sobre los derechos de las personas con Discapacidad Coahuila fue omiso en varios aspectos entre ellos armonización legislativa, asignación presupuestal, recopilación de datos estadísticos, niñas y niños con discapacidad, acceso la información, igual reconocimiento de las personas ante la Ley acceso a la justicia, derecho a vivir de forma independiente y a ser incluido en la comunidad, protección social, derecho a la participación a una vida cultural, derecho a la rehabilitación, derecho a un hogar y la familia.

“Debemos empezar a cumplir con todas nuestras responsabilidades. Cada quién en su ámbito. Por ejemplo, en Coahuila contamos con la Ley Estatal para el Desarrollo y la Inclusión para personas con discapacidad que nos obliga a una serie de estrategias para lograr fortalecer acciones afirmativas, políticas públicas y concientización de la importancia de la inclusión de las personas con discapacidad”, refirió.
Sin embargo, el mayor reto, destacó es construir un culturad igualdad y no discriminación ante la sociedad en general, pero también ante los tomadores de decisiones y en el cumplimiento de las políticas públicas.

Algunos datos sobre Personas en Situación de Discapacidad (PSD) de Discapacidad en México. (Informe de México ante la ONU 2018)

La mayoría de las discapacidades tuvieron su origen en alguna enfermedad (41,3%), 33,1% por edad avanzada, 10,7% por nacimiento, 8,8% por accidente, 0,6% por algún hecho violento y 5,5% reportan otra causa.

La prevalencia de discapacidad entre la población de 3 años y más que habla lengua indígena fue del 7,1%, ligeramente más alta que la media nacional. Por sexo, el porcentaje fue similar, 7,1% en hombres y 7% en mujeres.

83,3% de PsD estaban afiliadas a un servicio de salud, frente al 79,8% de personas sin discapacidad.
46,5% de PsD, de 3 a 29 años, asistía a la escuela contra 60,6% de población sin discapacidad, reportando los porcentajes más altos de asistencia escolar entre los 6 y los 14 años (nivel básico); posterior a estas edades, se da una reducción importante de asistencia escolar a partir de los 15 años.

La tasa de participación económica de PsD fue de 39,1%. Una de cada cuatro MsD participaban en actividades económicas y en el caso de los hombres, la proporción es de uno por cada dos.