Exigen legisladores de oposición esclarecer presunto desfalco de la Universidad Autónoma de Coahuila a través de empresas fantasmas

Los grupos parlamentarios de Unidad Democrática de Coahuila y el Partido Acción Nacional impulsaron un punto de acuerdo para solicitar a la Comisión General de Hacienda, así como al titular del Órgano Interno de Control de la Universidad Autónoma de Coahuila que, de acuerdo a sus atribuciones informen al Congreso Estatal el estatus o situación legal de las empresas proveedoras involucradas en el desfalco de más de 400 millones a la Máxima Casa de Estudios.

El domingo pasado el periódico Zócalo publicó una investigación donde evidenció que varias “empresas fantasmas” habían recibido más de 400 millones de pesos de la UAdeC aunque no cumplían con los requisitos mínimos indispensables para la prestación de cualquier servicio. Entre los hallazgos de la información destacan: Domicilios y propietarios inexistentes.

El punto de acuerdo aprobado por el Pleno del Congreso del Estado también indica que por conducto de la Comisión de Auditoría Gubernamental y Cuenta Pública, se dé vista a la Auditoría Superior del Estado para que realice una investigación al respecto de las empresas mencionadas.

El coordinador de los Diputados de Unidad Democrática de Coahuila, Emilio de Hoyos Montemayor lamentó que otra vez apareció el fantasma de las empresas fantasma, no desaparece y que se ha convertido en la marca distintiva del sexenio pasado.

“Lo que llama la atención y sorprende más aún, es el hecho de que los coahuilenses nos hemos enterado sobre los esquemas y malas prácticas utilizadas para saquear los recursos del Gobierno del Estados gracias a investigaciones de los medios de comunicación, y no por las autoridades encargadas de vigilar y garantizar la correcta aplicación de los recursos públicos y que siguen sin encontrar irregularidad alguna”, destacó.

El legislador destacó que de confirmarse la información, “sorprende e indigna la forma en qué se hicieron esas transacciones cuando fungía como Rector el ahora Secretario de Finanzas, Blas José Flores Dávila”.

Es necesario que todas las autoridades involucradas den celeridad a la aclaración de este tema. “Se trata del dinero que los coahuilenses destinan a la educación superior”, refirió.

UDC, dijo, ha pugnado por impulsar reformas para que este tipo de situaciones se repitan por ello, propuso hace algunas semanas vigilar que los proveedores cuenten con un año como mínimo de haberse creado como empresas y que comprueben el giro al que se dedican.

Foto: Vanguardia