Aprueba Diputación Permanente solicitar a salud destine recursos de apoyo a médicos y enfermeros que sufren desgate emocional

El grupo Parlamentario de Unidad Democrática de Coahuila impulsó en el Congreso del Estado solicitar al Ejecutivo se destinen recursos para que se diseñe un programa de atención integral a personal de enfermeras, enfermeros, médicos en activo y jubilados al servicio de la salud de Coahuila que permita sus cuidados y atención psicológica para tratar el síndrome “burnout”.

La propuesta fue respaldada por la Comisión Permanente. De acuerdo a diversos estudios el Síndrome de “bourout” es común entre profesionales de enfermería y personas que ayudan a otras. Esto tiene como consecuencias el agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal, a la vez que se perfila como uno de los motivos importantes de abandono de la profesión.

La legisladora se refirió al desgaste del personal de enfermería pues ellos son los profesionales que les toca escuchar las historias de nuestros padecimientos, de nuestras carencias y atender nuestras heridas.

“El bienestar psicológico y físico de los cuidadores como las enfermeras, refieren el adecuado cuidado de los pacientes, por ello la insistencia de que las enfermeras cuenten con las capacitaciones adecuadas pero también el ciudadano psicológico y un plan de descansos necesarios para seguir desarrollando sus actividades con la mejor calidad de vida”, expuso.
Para ello propuso a nombre propio y del Diputado Emilio De Hoyos Montemayor se destinen recursos necesarios para asegurar acciones que redunden en atención psicológica y prestaciones que permitan un desempeño adecuado.

Explicó que los cuidadores o prestadores de servicios médicos cubren horarios extenuantes, tratan con cargas de trabajo duras y tienen un trato personal con cada uno de los pacientes.

Esto, refirió, de alguna manera los hace sufrir un desgaste personal y emocional que no lo canalizan de ninguna forma, porque la Secretaría de Salud no tiene un programa de apoyo psicológico para los cuidadores y los prestadores de servicios médicos.

Coahuila ocupa el lugar número 9 en todo el país de cobertura de personal de enfermería según los indicadores estratégicos del plan estatal de Desarrollo 2017 -2023. Por encima de nuestra entidad están: Tamaulipas, Sonora, Baja California Sur, Campeche, Aguascalientes, Colima, Yucatán y la Ciudad de México.

Si bien comentó es una obligación del estado garantizar los derechos de la salud, también es una obligación hacer lo mismos con los servicios laborales de quiénes prestan los servicios médicos.

“Es de todos sabido que cumplen horarios extremos, a veces en condiciones adversas, sin los insumos necesarios, con limitaciones de las crisis de abastecimientos de medicamentos y equipo necesario.

“Las y los enfermeros llevan en su espalda la responsabilidad de dar un servicio con calidad humana a los ciudadanos, y el papel de cuidadores les vuelve exhaustivo, delicado y agotador”, explicó.